"El pensamiento claro no nos basta, nos da un mundo usado hasta el agotamiento. Lo que es claro es lo que nos es inmediatamente accesible, pero lo inmediatamente accesible es la simple apariencia de la vida." antonin artaud.

domingo, 29 de julio de 2012

fotografías a las que ahora me puedo acercar. por la amistad con sus imágenes y sus palabras. porque perduran después y no mueren.





Esta muerte me tomó desprevenida,
aunque yo sabía algo,  las cosas más allá.

Hablábamos tanto, querida, sin hablar.

Una barca donde cabían pequeños actos,
una mano atada a otra,
la marca diluyéndose sobre los tobillos
eternas cirugías contra el poniente,
el sol despierto de tus ojos.

Una barca regresaría
la hora señalada, día cualquiera en que puede
 morir la lluvia,
llamar por teléfono a una amiga
que justo haya salido,
y dejes dicho, por favor comunicate quiero
saber de vos.

El agua nos rodeaba como islas
cuando huíamos  a pensar el mundo.

Las mujeres entedemos sobre niñas extintas
 por golpes de olas de hierro. Les quedan unas soldaduras
para abrocharse el cuerpo, a su propia historia.

Y estás en mí, con sabor a pez, con la crudeza del ancla.
                                                                                  A María Sara, 

IRMA MARC PARTICIPARA EN LOS ACTOS POR EL DIA DE LA MEMORIA.wmv

sábado, 28 de julio de 2012

hoy inauguración de muestra colectiva de artes visuales, en el conventillo verde... organizan sus directoras, las artistas gaby y mariel...


participé en esta muestra colectiva con dos de mis fotografías, una de la serie "inmueble", y otra "cordel". mis primeros pasos en las artes visuales, al menos en la posibilidad de mostrarlas. seguir investigando. hacia ese lugar recóndito de las artes. como el aire, como el agua. sin ellas, no, no se puede vivir.



jueves, 26 de julio de 2012

eugenia cabral en primera persona




         


            PRIMERA   PERSONA



1.
Yo me habría acostado con Tiresias
-siendo consciente de su androginia
y de la mía-,
exhibido con orgullo la excentricidad,
a cambio de poseer un vidente
-iluminado en su interior,
como los templos-.

“– Para ello tendrías que haber falsificado
un pasaporte griego, Eugenia,
haciéndote pasar por la prima segunda
de Konstantin Kavafis.
Extranjera, lejana y extraña,
nadie hubiera osado denigrarte...”.





2.
Reitero (sin ánimo de escandalizar):
yo me habría acostado con Tiresias,
aquel adivino ciego con pechos de mujer,
con tal de ser la esposa de un sabio;
mas tropecé en los pectorales y bíceps
de varones que acolchonaban
con músculos sus torsos,
cual mujeres deportistas...                                                               
La contemplación de sus miembros
agresivos, obtusos,         
estuvo a punto de coartarme el deseo.
Pero he amado
otras de sus virtudes: la risa,
la voz congruente,
la combinación de seriedad y desparpajo,
y esa como brava humildad
para protegerla a una cuando la aman
y casi la comprenden.


                                                                                                            


3.
Silencio es la vara de almendro
con que palpo el temblor del agua
bajo la escritura de la tierra.

Silencio, no palabra. Ni costura
de adjetivo púrpura con verbo en gris
y sustantivos al tono, ni masitas
teologales a la mesa del racismo.

Ceno en la mesa que está al fondo del bar
y acaricio el pie de los ancianos
cuadraturado de hambre.
El resto es impío y lo deploro.
(¿Dónde andará ése por el que afiebro,
el de  soltura inspirada en películas de Saura?)

Vengo quebrada en la cadera y las piernas
como joya arqueológica desenterrada,
todavía bella.

Y los muertos míos me aman nostálgicamente.
                                                                                                        




4.
Oh  libertad política de los sentidos.
La pupila de Dios se ha de beber como aguardiente.

Oh senderos. ¿Alguien corrige el plano?
Que lo haga de noche,
cuando todo sea bullente y aislado.

Oh la poesía. Alta y redonda.
Larga y afinada, octogonal y sensible.

Oh la flor hambrienta de libertad.

Oh, así. Más lejos. Más lejos.





5.
Llueve.    Llueve.      Llueve.
Llueve.     Llueve.      Llueve.
Llueve.     Llueve.      Llueve.

El adagio de Albinoni provoca llorar
de otra melancolía  -análoga, pero tosca -.
Desconcentrada angustia de cejas muy depiladas.






6.
Pero llueve, llueve.
Pero llueve sobre el cráneo
de esta mujer que escribe
y no le importa cómo escribe.

Ella hubiera deseado
ser sutil y formalista,
no arrancar en esos tonos
a lo Almafuerte;
pero vuelve,
enfrenta sombras ominosas y gruñidos
de electrodomésticos anticuados
que la sobresaltan.

¡Y los gatos hacen mucho ruido
sobre el techo de zinc!                                                                    
   
                                                                                                               


7.
En  el sueño, caía de bruces
ante los umbrales del Paraíso.
La luz caía sobre las escalinatas
como un naranjal podrido.
Ese era el color:
de naranjas marrones y agrias.
Y los ángeles se habían vuelto cínicos.

Soy mejor que ustedes,
les dije a los ángeles;
no vine aquí por comer helados
ni hacerme con la verdad:
llegué hasta el Paraíso
buscando a mis hermanos.
De haber intuido que aquí también
me hallaría sola,
habría telefoneado al taxi
el domingo, por la tarde,
y lo hubiese esperado paladeando
un cuarteto de Beethoven.     






Eugenia Cabral, Córdoba.        
                                    
Nota: el poema 3 obtuvo Tercer Premio de Poesía certamen internacional “Mujeres Silenciadas. Argentina Rubiera”, convocado por el colectivo El Fresno de la Asociación Les Filanderes, patrocinado por el ayuntamiento de Langreo (Asturias, España). Mayo, 2010.                                                        

PILAGÁ

el jardín de las mariposas enamoradas, de daniel martinez










I


Cuando murió su esposa
el poeta de la dinastía Tang
Li Chuang Tse
escribió diminutos poemas de amor
en las alas de mariposas
que después echaba a volar

dicen que se murió de tristeza
el lugar donde descansan sus restos
junto a los de su esposa
se le conoce como el jardín
de las mariposas enamoradas



II


En Shao Yen
los adolescentes concursan 
con diminutos poemas de amor
por el beso de las muchachas del pueblo

si a dos muchachas
les gusta el mismo poema
ellas deben competir escribiendo uno
para ver quién besa al poeta
y quién es besada por primera vez

si los adolescentes se enamoran y se casan
un artesano graba el poema
junto a sus nombres
en los anillos de la boda




III


La princesa Tching Tse Li
les perdonaba la vida a los condenados a muerte
por la corte de su padre a aquellos
que escribieran aceptables poemas de amor

de allí la frase china:
“escribe como un condenado”

los fragmentos que aún se conservan
de los textos seleccionados por la princesa
están recopilados en una obra conocida
como “El Valle de las Palabras Salvadoras”





IV


En Irian Jaya Indonesia
los poemas de amor se guardan
de generación en generación
en una caja de marfil
junto a las joyas y los documentos importantes

así se van conservando los relatos
de sus historias familiares
y el origen pintoresco de los sobrenombres
de cada familia

una es la familia de los poemas tristes

otra la de los amores junto al río

está la bienamada por segunda vez
o la familia de la viuda de los ojos color de cielo

cuando alguien no deja descendientes
los poemas de amor familiares
son quemados en la pira del difunto
y sus cenizas son depositadas
en una barca cubierta de flores y velas
en las tranquilas aguas del río Membrano




V


Los Sakas son una tribu de Africa
que delimitan su territorio escribiendo
en los árboles la historia de amor de cada pareja

así puede leerse en idioma saki
toda la historia amorosa de la tribu

los árboles sirven de guía
como los nombres de las calles
de cualquier ciudad occidental

si un árbol se seca
antes de que la pareja muera
estos harán una fiesta
donde quemarán su madera
implorando a los dioses
que graben sus nombres en el cielo
y plantarán en el mismo lugar
un nuevo árbol
para que cuando crezca
lo suficiente
sus descendientes escriban
su propia historia de amor





VI


DE LA EFICACIA DE ALGUNAS PALABRAS
EN LOS POEMAS DE AMOR


En el lenguaje rapa nui de la Isla de Pascua
la palabra enamorado (manutara are)
tiene la misma raíz que la palabra luna
y el mismo sentido que para nosotros
tiene la palabra albedo: potencia reflectora
de un astro iluminado

al igual que la luna lo hace con el sol
nos iluminamos gracias al amor a los otros
y reflejamos ese amor

todos los poemas de amor pascuenses
se basan en este fenómeno físico
cuya utilización de su palabra
equivalente ha sido sino nulo
insignificante en nuestra lírica

uno de tantos ejemplos
es el tradicional poema de amor
titulado Tangata Manu:

enlunecido (enamorado) te miro (a la luna)
hermanado por la mismo luz




VII


En la isla de Mussau las adolescentes
escriben inocentes poemas de amor a sus amantes
en un papel especial construido
con una planta llamada Giencian
de la que se extrae la celulosa
que se mezcla con las hojas de mora
para alimentar los gusanos de seda

este papel tiene una textura especial
                              y un bello aroma

luego bordan con hilo de seda
sus iniciales junto a las de su amante
y las guardan
en un sobre del mismo material
al que todos los días
cambiarán de lugar
hasta que lo encuentre
el duende anudador de los enamorados
(saiijiek-siiniej)

cuando se les cumple el deseo
arrojan el sobre al fuego del hogar
para detener en el tiempo
ese instante de dicha y felicidad



VIII


CAMARIÑAS


Todos los años en la localidad de Camariñas en Galicia
se celebra el día de los enamorados
arrojando botellas al mar con poemas de amor

los jóvenes bailan en la playa entre gaitas y panderetas
y leen encendidos poemas de amor a la luz del fuego
iniciando el ritual con la primera noche de luna llena
de cada primavera

cientos de botellas son depositadas en la costa
surcando improvisados itinerarios en un paisaje conmovedor

los enamorados para afianzar su promesa
los solitarios para encontrar su amor
todos llevan su botella con su respectivo poema:
se cree que la felicidad del amor
es algo contagioso y digno de compartir

algunas llegan a los pueblitos costeros de Portugal
otras hasta el norte de África
viajando seguramente a través
de las corrientes frías del Atlántico
pero la mayoría son rescatadas
por los barcos pesqueros del lugar
que las guardan celosamente
ya que se consideran amuletos
de buena suerte y buena pesca



IX


Sara Filstein tenía catorce años al finalizar la guerra
cuando fue liberada de Auschwitz
con un número tatuado en el brazo

logró sobreponerse a los horrores de la guerra
y se convirtió en una gran poeta de su país

escribió las historias de amor
que vio en el ghetto
y en los campos de concentración

ante la imposibilidad de escribirlos
Sara memorizaba sus poemas
y los recitaba en forma de plegaria:
ellos me alimentaron de esperanza y fe
en la desesperación

un fragmento de su poema más conocido dice:
“escribiré un poema de amor
no podrán con este poema de amor
algún día
cuando el horror sea derrotado
este poema se abrigará de  luz”

treinta años más tarde Isabel Cohen embarazada
le recita a su compañero Jorge
en la ESMA donde eran torturados
otro de los versos del poema de Sara:
“nacerá un niño por cada muerte injusta
para señalar al asesino:
la luz de la vida sobrevivirá al horror”



X


                “Muros que no se pueden derribar
                        se pueden pintar y escribir”
                                       Otto Franz


Otto Franz poeta y pintor
dedicó parte de su vida
a pintar y escribir el muro de Berlín

sus inconfundibles manos con forma de paloma
volaban por el cielo del muro
abrigando sus bellos poemas de amor

“ningún muro podrá detener nunca
un poema de amor”
se lee debajo de un árbol
que se abraza a un cielo
ante la belleza de un sol con forma de corazón

un hueco ficticio
muestra la cara de los habitantes del otro lado
también dibujados
con la frase los muros nacieron para ser derribados
la estupidez también

el 9 de noviembre de 1989
Otto ya anciano  lloró de felicidad
abrazado a los compañeros sobrevivientes de su generación
cuando los restos del muro donde aún volaban
       sus ya desteñidas palomas pintadas
dejaron ver del otro lado una sonrisa verdadera
por primera vez





XI


OTRO POEMA PARA RAJZNÍM
 (REINA DEL ROCÍO)
             

Uno de los relatos apócrifos de Scherezade
la protagonista de Las Mil y una Noches
cuenta que Rajzním inteligente y bella concubina
del gran conquistador Omar Sajies II
no le pedía a su esposo ni oros ni joyas ni pieles
si no un bello poema de amor en su nombre
escrito por el poeta de cada lugar conquistado

así su nombre sobrevivió al de las otras esposas ambiciosas
y fue objeto de culto de los mejores poetas del imperio
perdurando desde el alba de la historia hasta el día de hoy

esta es una excusa más gran conquistador
para invocar en un poema el bello nombre
de tu amada Rajzním
y se lo lleves a ella cuando vuelvan a estar juntos
allá en el fin de los tiempos

Aleikum Sadam (la paz sea contigo)


del libro "Mística Sudaca", de Daniel Martinez, Bahía Blanca.

miércoles, 25 de julio de 2012

el placard: POEMAS DE MATTHEW DICKMAN

el placard: POEMAS DE MATTHEW DICKMAN:    CUATRO TECLAS 1. VENTILACIÓN Puedo sentir al Cristo adentro mío con el costado abierto para poder respirar como un pez como ...

el sueño del soldado, poemas de franco castignani





(...)

acerca de


precisa la muerte en la batalla
al encontrar la herida

el canto ínfimo

precisa la muerte en el camino
al encontrar

el canto
la herida

gran palabra

llamado vacío

hermana perdida
en el clarear
del látigo




instrucción


hay quien especula y hay quien se quema en el propio fuego

leopoldo marechal                                                


da un giro
o dos o tres
el soldado

un roll (quizás)
hasta alcanzar
el centro de
su sueño

su espejo
brotando
en el fuego

cuando llega
(si llega alguna
vez)

se arma
de paciencia
y espera 




(...)



Fragmento de " El sueño del soldado", Franco Castignani

sobre territorios...







    • Como empezar? Primero con la palabra territorio tan cara a tu poesía esa palabra que encierra un mundo que puede leerse desde un cuerpo hasta todos los bordes que propone la imaginación. Recuerdo una frase de korzybski que dice que el mapa no es el territorio queriendo significar que la representación de la realidad por más exacta que sea por dar ejemplo de las ciencias es una imagen muy pobre de la realidad y alguien dijo que lo que más se aproxima a la realidad es la verdad poética. De allí que el intento del poeta sea extender esos márgenes difusos de las palabras ampliar su significado extender sus bordes para decir lo numinoso. Creo que en ese camino estamos y también encuentro una sincronía poética en tu propuesta de mirar un mundo y cuando las preguntas coinciden tengo la superstición que ellas encierran algo de verdad. Fue un placer escuchar las preguntas que te hacés buscando tus raíces y desde allí buscar las respuestas que están escondidas en la simbología que supone la responsabilidad de intentar hablar en nombre de los que ya no están y también somos parte. Desde allí construir un mundo que no sea un mundo fragmentado sino la punta de ese iceberg que nos abarca desde las regiones más profundas del alma. En ese intento esta mi poética la de mostrar un mundo que también sea un punto de referencia para uno y para los demás. Creo que este oficio de jugar con los símbolos también nos lleva a preguntarnos desde y hacia dónde vamos para que podamos mostrar aspectos de la realidad o una mirada que es nuestra y a su vez de todos y podemos compartirla. De esa manera también hace que la poesía no sea una actividad solitaria y donde la única consigna sea describir estados de ánimo o palabras que navegan en la superficialidad del ego. Me gusta pensar como Cortázar a propósito del concepto de territorio en las constelaciones de símbolos que nos hacen pertenecer a distintas lógicas que se van superponiendo en capas ya sea de lugares pensamientos deseos o comunión de almas. Cada constelación va creando mundos que tienen sus preguntas y sus respuestas provisorias y creo que en eso radica el misterio de la poesía. Por eso celebro tu mirada y la empatía que me provoca, lamento no haber tenido más tiempo para reírnos juntos y sobre todo mirar juntos porque habría sido hermoso acompañar tu mirada que bien reflejás en esas fotos maravillosas. Bueno podría escribir palabras y palabras pero también sé que nada de lo que diga se puede comparar a un abrazo a una mirada compartida a un silencio mientras el mundo está diciéndonos algo. Te agradezco entonces que hayas venido con tus ganas de compartir tus palabras y que nos volvamos a encontrar en este misterioso camino que es la poesía. Hace poco alguien me preguntó que es la poesía, un poco en broma respondí: esperar lluvias imposibles porque sembramos flores en el desierto. Así que en ese oficio andamos y en compañía de otras almas que hacen que uno no se sienta tan solo buscando belleza en un papel en blanco en ese lugar donde mirar el mundo nos regala algo de belleza.







          Fragmento de una carta virtual, de Daniel Martinez, poeta, Bahía Blanca, 2012.

silvia camerotto y espectros y el fuego






La deriva

El predominio del sapo sobre la mosca
Con un pie en cada lado
acomodás los álbumes familiares
Tres décimas de amianto son justas y necesarias
porque no encendiste fuegos fatuos
pero empezaste tarde
y ahora es el momento de emprender la retirada
Hubieras sido la superficie plana de un paisaje
que se mira desde un auto
el bajío o nada más, los asuntos que se olvidan
No los blasones que se ostentan en la reja de una casa
Es que cayó la niebla y el camino a la cocina es un acantilado
Ni sangre ni buena voluntad sino la cólera de dios
que todo lo que toca convierte en oro
El juego de los hijos.


Espectros

That one may smile, and smile, and be a villain.
William Shakespeare, Hamlet, Acto I, Escena V


Ora pro nobis, pero ora, que crece
la hierba a orillas del Leteo
Nuestras sombras bebiendo la discordia
Nuestras sombras bebiendo porque el justo no vino esta noche
y la luz titila en lo alto del techo
La metafísica de la lechuza en el poste
Los cimientos sobre los que se construyen las partes de una vida
Ni emblema ni apodo ni  misticismo
Invocaciones a regla y plomo dos veces por semana
Haber sido villanos detrás de la sonrisa
Haber tenido menos gloria
y un poco más de dios en la cabecera de la cama.          


Exordio

Es extraño, Isaías.  Nacer, vivir, morir
Es extraña la luz
¿De qué pueblo venimos, vos con tu vara y yo con mi pelo marrón?
¿De qué leyes abolidas? ¿De qué infamias?
Si plantamos un árbol en el lugar equivocado y esparcimos las cenizas
de nuestros muertos
Si ponemos la fe en el suelo, el deseo en el suelo, la fertilidad
en una foto de familia
¿Hacia dónde arrastramos el mundo?
No me hables para justificar la pasión de la revuelta
la carga de los pecados
He aquí tu sierva ciega
Es extraño, Isaías, el derrame de aguas
mezclado con la podredumbre del resumidero y el perfume
que me puse esta mañana
He aquí el fuego.



Silvia Camerotto, poeta y traductora.